Almacén e-commerce, el corazón de la venta online

05 julio 2021

Un almacén e-commerce es la instalación desde donde se preparan y expiden los pedidos que los clientes han adquirido en una tienda online. Estos centros logísticos tienen que despachar un gran número de pedidos en el menor tiempo posible y, para lograrlo, requieren una operativa ágil y libre de errores.

La logística e-commerce constituye la piedra angular de cualquier empresa que comercialice por internet y quiera fidelizar a los clientes, a la vez que minimizar los costos. En este artículo veremos cómo el almacén de este tipo de negocios debe contar con una operativa fluida para afrontar los principales desafíos que comporta el comercio electrónico. Además, explicaremos qué soluciones pueden implementarse para optimizar el funcionamiento y la organización de estos almacenes.

Retos de un almacén e-commerce

El sector e-commerce está en alza. El número de transacciones y de clientes que compran por internet aumenta sin parar. Según un estudio de la consultora Mckinsey, las ventas de comercio electrónico se dispararon un 160% entre 2014 y 2019 (entre seis y ocho veces más que el ritmo de crecimiento del comercio tradicional). Esta tendencia se ha acelerado con la pandemia: el comercio electrónico pasó a representar del 13% al 17% del comercio minorista total.

La expansión del e-commerce ha transformado por completo la logística y los almacenes. Un almacén tradicional, por regla general, recibe los productos, los almacena y, luego, prepara los pedidos, que expide en función del stock disponible. En cambio, un almacén e-commerce requiere de una operativa diferente, ya que a diario se preparan multitud de pedidos que con frecuencia incluyen varios artículos y que se entregan a los clientes en el menor tiempo posible. Asimismo, las ventas de estos negocios suelen ser muy estacionales, con picos de demanda que acostumbran a concentrarse en épocas del año específicas, como el Black Friday, la Navidad o las rebajas.

Las empresas e-commerce suelen gestionar muchas referencias, si bien una parte de esos artículos no se encuentran en stock en el almacén y, por tanto, deben solicitarse a los proveedores. Para disponer de los productos a tiempo y entregarlos a los clientes en el plazo acordado, es necesaria una buena comunicación entre el almacén y los proveedores. Una vez identificada la mercancía, los operarios del almacén han de organizar los productos teniendo en cuenta la lista de pedidos que hay que preparar. Así, por ejemplo, si no existe una demanda inmediata, la mercancía puede almacenarse o, si un cliente ya ha solicitado algún artículo, se distribuye directamente.

El volumen de trabajo en el almacén de un e-commerce suele aumentar en fechas concretas como la Navidad o el Black Friday
El volumen de trabajo en el almacén de un e-commerce suele aumentar en fechas concretas como la Navidad o el Black Friday

Soluciones para un almacén e-commerce

El almacén de un e-commerce debe contar con un fulfillment ágil. En otras palabras, todos los procesos que tienen lugar desde que un cliente hace su compra hasta que recibe el pedido tienen que hacerse con la máxima rapidez posible: tanto el almacenaje de los productos y la preparación de pedidos como el embalaje y la distribución de la mercancía (incluyendo la gestión de las devoluciones). Ahora bien, ¿cómo pueden agilizarse estas operativas? Mediante sistemas de almacenaje que favorezcan la manipulación de la mercancía y la preparación de pedidos, así como con la ayuda de la tecnología.

Sistemas de almacenaje

En un almacén para e-commerce se implementa el sistema de almacenaje ─ya sea automático o manual─ que mejor se adapte a las particularidades del negocio y que agilice la preparación de pedidos.

Ante todo, el sistema adoptado ha de proporcionar acceso directo a los productos, algo esencial para la preparación de pedidos. Una opción son los anaqueles, diseñados para almacenar productos de pequeñas dimensiones y fácilmente montables y ampliables con módulos adicionales según las necesidades de la empresa. Presentan un único inconveniente: no suelen superar los dos metros de altura.

Si se precisa una mayor altura, pueden buscarse alternativas como, por ejemplo, construir estanterías más altas y que los operarios empleen máquinas preparadoras de pedidos con elevación para acceder a la mercancía depositada en las ubicaciones superiores. Otra alternativa para aprovechar la altura del almacén ─recurrente en numerosas instalaciones logísticas─ es construir mezzanines sobre las que se monten las estanterías o erigir estanterías de gran altura y colocar pasillos elevados entre ellas que los operarios puedan recorrer.

Con la máquina preparadora de pedidos con elevación, el operario accede a la mercancía de las ubicaciones superiores de las estanterías
Con la máquina preparadora de pedidos con elevación, el operario accede a la mercancía de las ubicaciones superiores de las estanterías

Otra opción para acelerar la preparación de pedidos sería apostar por una automatización del e-commerce e implantar soluciones que faciliten el método “producto a hombre” (también conocido como goods-to-person). Para hacerlo, pueden configurarse almacenes automatizados de cajas, sistemas en los que los operarios permanecen en un puesto de picking a la espera de que un miniload, por ejemplo, les acerque la mercancía de forma autónoma.

Sistemas de transporte

Otra estrategia de la que se valen las empresas para agilizar el fulfillment es la de minimizar los traslados y los movimientos de los operarios por el almacén. Una de las opciones más habituales para alcanzar este objetivo la aportan los equipos de manutención automáticos como los transportadores para cajas, que llevan los pedidos preparados hasta el área de consolidación con autonomía. Estos equipos también suelen instalarse en almacenes con entreplantas, así como en estanterías con pasarelas para comunicar los distintos niveles del almacén de forma automática.

Los transportadores para cajas agilizan los movimientos de mercancía en almacenes e-commerce
Los transportadores para cajas agilizan los movimientos de mercancía en almacenes e-commerce

Sistema de gestión

En el almacén de un e-commerce, la información sobre el inventario debe ser muy precisa y fiable para facilitar todas las operaciones. Para conseguirlo, una solución es implementar un software de gestión de almacenes (WMS) que identifique y organice los productos del almacén de acuerdo con las características de los artículos y la lista de pedidos pendientes de preparar.

Un WMS es un aliado esencial para toda empresa e-commerce, dado que simplifica los flujos del almacén con el objetivo de expedir el mayor número de pedidos sin retrasos. Para hacerlo, envía instrucciones claras a los operarios sobre cómo completar cada pedido (indicándoles qué artículos se necesitan y en qué pasillo y ubicación localizarlos).

El software de gestión de almacenes lleva un control del stock y organiza las operativas del almacén e-commerce
El software de gestión de almacenes lleva un control del stock y organiza las operativas del almacén e-commerce

Almacén e-commerce: máxima agilidad para expedir pedidos

El auge y la consolidación del e-commerce ha provocado multitud de cambios en las operativas de los almacenes. Si algo ha puesto de manifiesto el boom del comercio electrónico es que la satisfacción del cliente constituye la máxima prioridad. Toda la organización del almacén de un e-commerce, tanto la distribución de la mercancía como el trabajo de los operarios, debe estar focalizada en abastecer a los clientes con los pedidos solicitados. Para ello, es necesario contar con sistemas de almacenaje y de gestión que aporten rapidez a la preparación de pedidos.

Con más de 50 años de experiencia, Mecalux es una de las compañías punteras en el mercado de sistemas de almacenaje y de software de gestión de almacenes. Multitud de empresas, de todos los sectores, que comercializan a través de internet cuentan con nuestras soluciones para lograr sus objetivos y preparar un mayor número de pedidos diarios. Contacta con nosotros para que te asesoremos y encontremos la mejor solución para tu e-commerce.