La pandemia por coronavirus ha acelerado los planes de automatización de todo tipo de compañías

La COVID-19 acelera la automatización en la logística

16 abril 2021

La automatización de almacenes ha dado un paso al frente con la llegada de la COVID-19. La pandemia por coronavirus puso en jaque toda actividad industrial y, a medida que esta ha empezado a reactivarse, las empresas se han encontrado ante un escenario completamente distinto: distancia social, restricciones de movilidad, aumento de la demanda de bienes esenciales y de la logística e-commerce, etc.

En ese contexto, las compañías se han visto obligadas a buscar soluciones que les ayuden a incrementar la productividad de sus instalaciones, acortar tiempos y optimizar los recursos. La logística 4.0 y la transformación digital logística son el camino a seguir para fortalecer el crecimiento y superar las dificultades.

Ya desde antes de la pandemia, la automatización constituía una de las herramientas básicas a las que recurrían las empresas que se proponían lograr una mayor competitividad. En este artículo veremos cómo la incorporación de la tecnología en la logística está ayudando a adaptarse a los cambios del mercado y a atender a los clientes sin demora.

Medidas de prevención frente al coronavirus en los espacios de trabajo

La evolución de la crisis sanitaria obliga a las empresas a adaptar su actividad con recomendaciones y medidas de prevención para evitar contagios, tanto de carácter organizativo y de protección colectiva, como de protección individual para los trabajadores vulnerables.

Estas medidas pueden regularse y modificarse en base a la evolución de los contagios, por lo que aconsejamos consultar frecuentemente la página web de las autoridades competentes del país o países donde opere la empresa. Igualmente, sugerimos revisar las propuestas de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (European Agency for Safety and Health at Work) o del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos.

La prioridad de cualquier empresa es reforzar la higiene personal facilitando el lavado de manos (con gel hidroalcohólico, agua y jabón, etc.), promover el el uso de la mascarilla y mantener el distanciamiento físico entre trabajadores. La organización de la circulación de personas y la distribución de los espacios en los centros de trabajo, por tanto, se han ido modificando, en la medida de lo posible, con el fin de garantizar la distancia de seguridad.

No cabe duda que la información y la formación son fundamentales. Por un lado, debe concienciarse a los trabajadores sobre la importancia de comunicar, lo antes posible, si presentan síntomas compatibles con la enfermedad o si han estado en contacto estrecho con personas que los presenten. Por otro lado, debe potenciarse el uso de carteles y de señalización que fomenten la higiene y prevención (por ejemplo, toser y estornudar dentro de la mascarilla o evitar tocarse los ojos, nariz y boca).

Además de todo esto, es imperativo mantener la correcta ventilación de los lugares de trabajo y espacios interiores y reforzar las políticas de limpieza y desinfección, haciendo hincapié en las superficies con un contacto frecuente (como pomos de puertas, barandillas o botones de dispositivos y ascensores). Asimismo, hay que promover la responsabilidad individual en la limpieza de los equipos de trabajo compartidos.

La automatización frente a la COVID-19

Según el estudio The future of work in Europe de la consultora estadounidense McKinsey, la crisis económica derivada de la pandemia por coronavirus podría estimular la automatización por distintos motivos.

Para empezar, frente a unos márgenes de beneficios cada vez más ceñidos, las compañías confían en la automatización como manera de eliminar costos. Aunque suponga una mayor inversión inicial en comparación con los sistemas de almacenaje tradicionales, un almacén automatizado compensa ese gasto gracias a la reducción de los costos de explotación y a la disminución de los costos de personal.

Así pues, en una época en la que se minimiza la presencia de personal en las empresas, el almacén robotizado podría garantizar un servicio ininterrumpido. Los equipos de manutención automáticos, como transelevadores o transportadores, siguen operando incluso sin trabajadores y pueden manipular la mercancía con eficiencia y seguridad.

El confinamiento y las medidas restrictivas en los establecimientos han provocado un aumento del e-commerce. Las compañías de retail, alimentación o farmacia han visto como crecían exponencialmente sus pedidos online. Por consiguiente, muchas empresas han apostado por automatizar el e-commerce, porque les facilita la aceptación de un mayor número de pedidos sin que ello implique que se cometan más equivocaciones.

El sistema de gestión de almacenes puede monitorizar las operativas de cualquier centro logístico, incluso sin presencia de trabajadores por la COVID-19
El sistema de gestión de almacenes puede monitorizar las operativas de cualquier centro logístico, incluso sin presencia de trabajadores por la COVID-19

Qué operativas automatizar en un almacén

La automatización en los almacenes no solo minimiza la presencia física de los operarios, sino que aporta más seguridad. Veamos qué procesos podrían robotizarse en un centro logístico:

Recepciones y expediciones

Una de las soluciones más eficaces son los sistemas automáticos de carga y descarga de camiones, encargados de ejecutar la recepción y expedición con rapidez.


Se trata de sistemas de transporte formados por rodillos y/o cadenas mediante los cuales se introducen y retiran las tarimas de los camiones de forma robotizada.

 

Flujos de mercancías

Los movimientos de mercancía exigen muchos desplazamientos por el almacén. Ahora que se busca reducir el número de personas presentes por turno a las estrictamente necesarias, es momento de plantearse instalar transportadores para tarimas o transportadores para cajas. Estos sustituyen a los equipos de manutención tradicionales y a los operarios, que pueden reubicarse para otras funciones. En consecuencia, la manipulación manual de las cargas disminuye, incrementándose la seguridad de la instalación.

Los transportadores de palets minimizan los desplazamientos de los operarios por el almacén
Los transportadores de tarimas minimizan los desplazamientos de los operarios por el almacén

Preparación de pedidos

La preparación de pedidos requiere la presencia y el movimiento continuo de empleados por el almacén localizando las referencias que precisan.

Para minimizar esos desplazamientos y que varios operarios se crucen por un mismo pasillo, pueden prepararse los pedidos según el criterio “producto a hombre”. Los trabajadores permanecen en una estación de picking a la espera de recibir la mercancía.

La preparación de pedidos según el criterio “producto a hombre” elimina los traslados de operarios para localizar la mercancía
La preparación de pedidos según el criterio “producto a hombre” elimina los traslados de operarios para localizar la mercancía

Gestión

La pandemia de COVID-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de priorizar la trazabilidad de los productos y de monitorizar las operativas en los almacenes.

Dotar un almacén de un programa de gestión de almacenes, como Easy WMS de Mecalux, ayuda a obtener visibilidad del estado de la cadena de suministro en tiempo real. Este software hace un seguimiento de la mercancía hasta que se envía a los clientes.

Con un WMS, además, las operativas se adecuan con facilidad a las medidas sanitarias. Por ejemplo, la preparación y expedición de los pedidos se organizan con antelación para así evitar aglomeraciones (tanto de operarios en el almacén como de transportistas).

Ejemplos de automatización en un contexto de pandemia

Numerosas empresas se han beneficiado de las ventajas que aporta la automatización para afrontar los cambios en el mercado. Todas ellas se han percatado de que así pueden crecer en un futuro y superar las adversidades, incluidas las derivadas del coronavirus.

Veamos tres casos de éxito de compañías que han modernizado su logística mediante los sistemas de almacenaje y de gestión automáticos de Mecalux:

  • Miguélez. Esta compañía, fabricante de cables eléctricos de baja tensión, cuenta con un centro logístico equipado con un almacén automático de tarimas y un almacén automático de cajas de Mecalux donde se gestionan las más de 1.500 referencias que conforman su catálogo. La automatización le ayuda a suministrar cable a cualquier punto geográfico de la península en menos de dos horas; incluso en situaciones excepcionales, como ocurrió en España durante la instalación de los hospitales de campaña por causa de la COVID-19.
  • Espace des Marques. Esta tienda de moda reorganizó sus dos almacenes en plena pandemia. En el momento de implementar Easy WMS en el segundo almacén, estalló la crisis producida por la COVID-19. Espace des Marques y Mecalux acordaron continuar con el proceso en remoto ─a 700 km de distancia─ para cumplir con las medidas de restricción del gobierno y proteger a los trabajadores.
  • Intersurgical. La distribuidora de dispositivos médicos para asistencia respiratoria ha construido un almacén automático autoportante en Lituania con vistas a mantener su competitividad. El gerente de la cadena de suministro del grupo Intersurgical, Martynas Tamosiunas, reconoce que “la demanda de nuestros productos ha aumentado drásticamente durante el período de pandemia por COVID-19”. Gracias a la automatización, la compañía ha podido absorber un aumento del 50% en el flujo de entradas y salidas del almacén.
Intersurgical abastece dispositivos médicos para asistencia respiratoria desde su almacén automático en Lituania
Intersurgical abastece dispositivos médicos para asistencia respiratoria desde su almacén automático en Lituania

Aceleración de un futuro tecnológico

Las medidas de contención de la COVID-19, el cese temporal de las actividades no esenciales y los cambios del mercado han obligado a muchas compañías a replantearse sus estrategias de negocio. La automatización se presenta como la respuesta ante estas adversidades y, de hecho, ha tomado impulso con la llegada de la pandemia.

Antes de poner en marcha un proyecto de automatización de la cadena de suministro, hay que contar con el asesoramiento de una firma experimentada en implementar este tipo de sistemas de almacenaje como Mecalux. Llevamos muchos años equipando instalaciones logísticas de todo tipo de empresas con soluciones automáticas y convencionales adaptadas a los requerimientos de cada caso.

Contacta con nosotros para que analicemos las operativas de tu almacén y encontremos la forma de elevar la productividad de tu cadena de suministro.