Así funciona la cadena de suministro integrada

27 mayo 2022

Una cadena de suministro integrada es aquella en la que proveedores, fabricantes y distribuidores se coordinan para ejecutar de la forma más eficiente los procesos de almacenamiento y distribución de mercancía.

La cadena de suministro integrada parte de la digitalización de procesos para sincronizar las operativas entre las compañías que participan en el diseño, fabricación y comercialización de un producto. La implementación de programas de gestión facilita el traspaso de información entre almacenes y centros logísticos o de producción.

Una cadena de suministro integrada: en qué consiste

La cadena de suministro se considera integrada cuando las diferentes operativas que participan en ella, como la adquisición de materias primas, el diseño del producto, la fabricación, el almacenamiento o la distribución, están sincronizadas.

Según la National Academy of Sciences de Estados Unidos, “una cadena de suministro integrada puede definirse como una asociación de clientes y proveedores que, utilizando técnicas de gestión, trabajan juntos para optimizar su rendimiento colectivo en la creación, distribución y apoyo a un producto final”.

Una cadena de suministro integrada favorece la trazabilidad de la mercancía, es decir, el seguimiento del ciclo de vida de un producto, desde la fase de diseño, pasando por la producción, el procesado y la distribución. Con la sincronización de operativas los diversos eslabones de la cadena de suministro conocen dónde se encuentra cada materia prima, artículo semielaborado o producto final, así como en qué condiciones se ha realizado cada proceso.

La integración puede implicar la adquisición o fusión de otras compañías para ampliar sus servicios, así como el desarrollo de nuevas líneas de negocio que abarquen más etapas de la cadena de suministro. Esta estrategia puede aplicarse de dos maneras:

  • Integración horizontal: comporta cualquier adquisición o desarrollo de capacidades en el mismo eslabón de la cadena de suministro. Un ejemplo de integración horizontal sería un distribuidor de refrescos que adquiere un competidor regional para ampliar su mercado y disponer de un mayor control sobre el precio.
  • Integración vertical: se refiere al proceso de adquisición o fusión que incluye varios niveles dentro de la cadena de suministro. En otras palabras, la integración vertical conlleva la compra de otra empresa o el desarrollo de capacidades propias dentro de la compañía para ampliar el alcance de sus servicios. Por ejemplo, este tipo de integración podría producirse cuando una compañía de software adquiere una empresa de UX ―experiencia de usuario―, para reducir costos y controlar más niveles de la cadena de suministro.
Una cadena de suministro integrada favorece la trazabilidad del producto, es decir, la capacidad de seguimiento del ciclo del producto
Una cadena de suministro integrada favorece la trazabilidad del producto

4 beneficios de contar con una cadena de suministro integrada

Disponer de una cadena de suministro integrada supone compartir información sobre los procesos y operativas que tienen lugar en las instalaciones por las que pasa el producto. La comunicación entre los distintos eslabones de una cadena de suministro integrada permite:

  • Eliminar sobrecostos: la integración de la cadena de suministro y la simplificación de etapas innecesarias ―proveedores duplicados o inventario excesivo― recorta el costo de los procesos. Así, se puede minimizar el costo del almacenamiento de stock aumentando la velocidad de circulación de materiales entre los niveles de la cadena de suministro.
  • Logística y producción más eficientes: eliminar el exceso de proveedores contribuye a una mejor coordinación entre niveles, minimizando los costos y errores en la cadena de suministro.
  • Trazabilidad de producto: integrar los diferentes flujos de comunicación de una cadena de suministro favorece la trazabilidad del stock, porque cada actor tiene acceso a la información completa sobre cuáles han sido los lotes de materia prima que se han empleado en las líneas de fabricación, las condiciones de producción, almacenamiento o envío del producto.
  • Visión holística y enfocada al cliente: la integración facilita que las compañías que participan en la cadena de suministro adquieran una visión holística del proceso logístico y productivo. Esta visión global se debe a la tenencia de información precisa para tomar decisiones acordes con las necesidades de la empresa.

¿Cómo conseguir una cadena de suministro integrada?

El estudio de la consultora Grant Thorton 2020 Digital supply chain survey apunta que solo un 17% de los ejecutivos reconocían en 2020 que contaban con una cadena de suministro integrada. El informe hace hincapié en el peso de la digitalización en la cadena de suministro integrada: “La oportunidad digital es indiscutible. Las nuevas tecnologías y las estrategias digitales innovadoras pueden ayudar a transformar las cadenas de suministro de la industria manufacturera para hacerlas más eficientes, receptivas, ágiles y competitivas”.

La digitalización de procesos fomenta la coordinación entre los múltiples niveles de la cadena de suministro, lo que facilita el traspaso de información entre los almacenes y centros de producción por los que discurre el producto. Por este motivo, implementar un programa digital como un sistema de gestión de almacenes (WMS) o un ERP posibilita la disminución de costos y la supresión de etapas innecesarias.

Una cadena de suministro integrada contempla compartir flujos de información en operativas como la logística del abastecimiento, la planificación de las líneas de producción, la gestión del inventario, la distribución de pedidos, la comercialización del producto o el servicio al cliente, entre muchas otras. La visibilidad que ofrece la cadena de suministro integrada no es solo relevante para los distintos departamentos de una compañía, sino que también es decisiva para las funciones del responsable de logística o de producción. La integración de los niveles aporta información real y actualizada sobre el estado de los productos o las condiciones de almacenamiento para tomar decisiones que incrementen la calidad del servicio logístico.

La cadena de suministro integrada promueve la mejora de la calidad del producto o servicio final por medio de la cooperación entre niveles. Así lo afirman los autores de la publicación Supply chain integration capability: an organizational routine perspective, que manifiestan la necesidad de eliminar operativas repetitivas en la cadena de suministro: “Definimos la integración de la cadena de suministro como el grado en que una empresa colabora y coopera estratégicamente con otros miembros de la cadena de suministro. La cadena de suministro integrada favorece el flujo de productos, servicios, información, dinero y decisiones a través de la cadena de suministro, logrando una gestión coordinada de los procesos intra e interorganizativos, que elevan su efectividad”.

La implementación de un sistema de gestión de almacenes como Easy WMS facilita la integración de la cadena de suministro
La implementación de un sistema de gestión de almacenes como Easy WMS facilita la integración de la cadena de suministro

Software para una cadena de suministro integrada

La implantación de un software de gestión es clave para beneficiarse de una cadena de suministro eficiente e integrada. Estos programas automatizan el envío de información entre los eslabones de la cadena de suministro, propiciando la eliminación de errores en las etapas por las que atraviesa el producto.

Un sistema de gestión de almacenes (WMS) puede resultar una herramienta muy útil a la hora de conseguir una cadena de suministro integrada: el WMS se conecta con otros softwares que participan en la logística de un producto, sean de la compañía o de otra organización, para un mejor intercambio de información y a fin de automatizar tareas.

Digitalizar las operativas con un software de gestión como Easy WMS permite sincronizar información con otros programas que se ejecuten dentro de la cadena de suministro, como puede ser un ERP ―de la empresa o de otro eslabón―, un Manufacturing Execution System o un Transport Management System. Estas aplicaciones, además de sus respectivas funciones logísticas, ayudan al intercambio de información entre los niveles de la cadena de suministro, promoviendo la trazabilidad de producto y operativas más eficientes.

Un software de gestión como Easy WMS incluye módulos específicos para una cadena de suministro integrada como, por ejemplo, Multi Carrier Shipping Software, que garantiza una comunicación fluida entre la compañía y las agencias de transporte. Marketplaces & Ecommerce Platform Integration es otro ejemplo de módulo de Easy WMS que contribuye a esa integración de la cadena de suministro: sincroniza el catálogo de los diferentes puntos de venta online con las existencias reales del almacén, evitando que se produzcan errores en la gestión de pedidos y en el control de inventario.

Easy WMS es un software capaz de conectar con otros programas para facilitar el intercambio de flujos de información
Easy WMS es un software capaz de conectarse con otros programas para facilitar el intercambio de flujos de información

Cadena de suministro integrada para un almacén eficiente

Compartir los flujos de información con el resto de eslabones de la cadena de suministro minimiza el riesgo de error en la gestión del inventario, en la fabricación del producto y en la preparación de pedidos. Por esta razón, cada vez son más las compañías que apuestan por soluciones digitales que propicien la integración entre los niveles de la cadena de suministro.

Un software como Easy WMS de Mecalux posibilita sincronizar la información de las operativas del almacén con otros centros logísticos, con otros programas de la misma compañía o, incluso, con distintos softwares de actores que participan en la cadena de suministro. Si estás interesado en ser parte de una cadena de suministro integrada, no dudes en contactar con nosotros. Un consultor experto te asesorará acerca de la mejor solución digital para tu almacén.