Circuito de transportadores y picking automático en el almacén de Delaviuda

Picking automático: acelera la preparación de pedidos

21 mayo 2019

Cuando hablamos de picking automático nos referimos a la aplicación de sistemas que cubren por completo las tareas de preparación de pedidos, siendo estas la recogida o extracción de mercancía, su transporte en el almacén y su acondicionamiento y despacho de las mismas. Al igual que existen distintos niveles de automatización de almacenes, el picking se puede automatizar en distintos grados.

¿Qué se consigue con el picking automático?

La instalación de sistemas automáticos para ayudar en las tareas de picking permite conseguir:

  • Velocidad: la automatización completa de la preparación de pedidos es la solución si se manejan muchas referencias o si las órdenes se concentran en franjas horarias concretas, ya que las máquinas y robots implicados son capaces de alcanzar velocidades mayores al compararlo con procesos manuales.
  • Seguridad: las máquinas y robots que realizan las tareas de picking automático cumplen con unas exigentes medidas de seguridad gracias a la tecnología en sensores y detectores con que van equipados.
  • Precisión: todos los sistemas están equipados con la última tecnología en software y sensores para funcionar con la máxima exactitud. De esta forma, se reducen los daños o accidentes con la carga paletizada.

Estas ventajas redundan en un ahorro de costos de operación significativos, ya que además se requiere una cantidad de fuerza laboral menor.

Elementos clave del picking automático

En una instalación completamente automatizada, si nos fijamos en una secuencia de picking automático, es común encontrar los siguientes elementos:

1. Transelevadores

Los transelevadores extraen y depositan la mercancía de su ubicación en los racks. Pueden tratarse de transelevadores para cajas (cargas ligeras) o para tarimas. Dependiendo del modelo y de las funcionalidades del mismo, estos transelevadores pueden realizar la reposición y la extracción de mercancía en un solo movimiento (ciclos combinados) para aprovechar al máximo los tiempos operativos.

2. Transportadores de rodillos y electrovías

Los transportadores se usan para el traslado de los productos individuales o ya embalados/paletizados entre las distintas zonas del almacén. Es común encontrarlos también en los muelles de recepción y despacho de mercancías, ya que se pueden habilitar tramos de transportadores especialmente diseñados para una carga y descarga rápida de los camiones o contenedores.

3. Robots antropomórficos

Los robots antropomórficos (también llamados Automated Picking Systems) tienen un brazo mecanizado que se encarga de emplazar la mercancía encima de la tarima. Cuenta con un avanzado software que es capaz de analizar los parámetros del producto (peso, forma) y calcular la mejor forma de apilar la carga en la tarima.

La gran ventaja de este tipo de máquinas es la velocidad que pueden alcanzar en las tareas de picking. Pueden preparar varios pedidos de manera simultánea y logran manipular mantos de paquetes de una vez con total seguridad (gracias a sus sistemas de succión y presión), llegando a manejar más de 1.000 cajas por hora. En nuestro vídeo puedes ver una zona de picking automático a pleno rendimiento.

Se trata de una solución perfecta para almacenes que exigen una intensa actividad de preparación de pedidos (sobre todo de mercancía paletizada) y esta cuenta con cierta estabilidad en el tiempo. Por ejemplo, es el caso del sector gran consumo o también el de centros de producción que conectan fábricas con almacenes y viceversa, como podemos ver en el ejemplo de la automatización diseñada por Mecalux en la empresa francesa Euréquip.

Un robot antropomórfico integrado en el sistema de transportadores de la empresa Euréquip
Un robot antropomórfico integrado en el sistema de transportadores de la empresa Euréquip

4. Arcos de control, enfardadoras y etiquetado automático

Para un control más estricto de la entrada y salida de mercancía, existen áreas de inspección con arcos cuyos sensores se encargan de analizar el contenido de la tarima. De esta forma, se garantiza la disposición correcta de la carga y transmiten la información sobre ella al WMS. El etiquetado también se realiza de forma automática.

Por otro lado, las máquinas enfardadoras aplican film de plástico alrededor de la tarima para asegurar la sujeción de la mercancía.

5. Software de gestión del almacén o WMS

El software de gestión del almacén es indispensable para que el picking automático funcione con la máxima eficiencia. Por ello, es fundamental que este sea versátil y se pueda integrar con el resto de software del almacén. El WMS integra toda la información a tiempo real de la instalación y asegura su correcto funcionamiento y optimización.

El picking automático conformado por los elementos anteriores representa el máximo exponente de robotización de esta tarea. Sin embargo, también existen distintas combinaciones de sistemas que dan lugar a eficaces fórmulas de picking semiautomático.

Si estás buscando cómo optimizar los procesos de preparación de pedidos y dudas sobre qué estrategia de picking seguir, no dudes en contactar con nosotros: analizaremos tu operativa y te asesoraremos como ya hemos hecho con empresas de todo el mundo.