Tecnología de automatización de almacenes para potenciar la eficiencia

03 junio 2022

Las tecnologías de automatización de almacenes promueven entornos logísticos productivos, eficientes y seguros. La implementación de soluciones automatizadas y de software de gestión multiplica el rendimiento de la instalación y elimina la posibilidad de errores en las operativas que tienen lugar en el almacén.

La logística 4.0 comprende la apuesta por tecnologías avanzadas como la conexión 5G, el internet de las cosas industrial (IIoT), la realidad aumentada o el big data. Te explicamos a continuación cómo la automatización de almacenes puede dotar de eficiencia a la instalación.

¿Qué es la tecnología de automatización de almacenes?

La tecnología de automatización aplicada a los almacenes consiste en la implementación de sistemas de almacenamiento, transporte interno y control robotizados, capaces de mover la mercancía por la instalación sin necesidad de intervención humana. Estas soluciones automatizadas se coordinan mediante el despliegue de un programa avanzado, como un sistema de gestión de almacenes (WMS).

La automatización de instalaciones posibilita la construcción de almacenes inteligentes, es decir, almacenes que emplean soluciones digitales y automatizadas para incrementar el rendimiento de operativas logísticas como la recepción de mercancías, la ubicación de productos o la preparación de pedidos, entre otras.

Según los analistas de McKinsey, autores de la publicación Automation in logistics: Big opportunity, bigger uncertainty, “las tecnologías de automatización de almacenes pueden clasificarse en dos grandes bloques: los dispositivos que ayudan al movimiento de la mercancía y los que mejoran su manejo”.

La automatización de almacenes puede ser parcial ―implementar soluciones tecnológicas en solo una o varias partes de la instalación― o completa ―dark warehouse, cuando se prescinde de iluminación porque las operativas son totalmente robóticas―. La automatización de una instalación logística varía en función de las necesidades de la compañía, el número de referencias a gestionar, la cantidad de movimientos de mercancías que se realizan en el almacén, la unidad de carga o, incluso, la previsión de crecimiento.

El sistema Pallet Shuttle automático multiplica el movimiento de tarimas por hora en la instalación
El sistema Pallet Shuttle automático multiplica el movimiento de tarimas por hora en la instalación

La incorporación de soluciones automatizadas es un recurso cada vez más habitual para resolver ciertas complejidades logísticas. Un análisis de la compañía norteamericana ABI Research prevé que la tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) de las soluciones robóticas en el almacén supere el 23%, alcanzando un volumen global de mercado de 51,000 millones de dólares en 2030.

Este no es el único estudio que pronostica una tendencia al alza de la tecnología de automatización en almacenes. En 2020 Warehouse of Tomorrow, elaborado por la consultora británica ARC Advisory Group, ya se apuntaba esa tendencia creciente. A la pregunta ‘En los próximos tres años, ¿qué tecnologías de automatización piensa implantar en su almacén?’ planteada a responsables logísticos, un 49% de los encuestados se decantaba por sistemas híbridos de lanzaderas y robots, un 45% por sistemas de picking automático para cajas y un 43% por robots móviles (AMR y cobots).

¿Qué tecnologías incluye la automatización de almacenes?

El estudio de McKinsey citado anteriormente vaticina que “muchas operaciones podrían estar automatizadas en 2030, a medida que la inteligencia artificial vaya aplicándose a las actividades repetitivas que se realizan en logística”.

Entre las tecnologías que señala la consultora, se encuentran aquellas que utilizan dispositivos shuttle, también denominados carros motorizados. Un ejemplo de esta solución es el Pallet Shuttle automático, un sistema de almacenamiento robotizado que emplea transelevadores o lanzaderas y un carro eléctrico para multiplicar el movimiento de tarimas por hora en la instalación. En su versión de cajas, el Sistema Shuttle se sirve de lanzaderas para abastecer continuamente las estaciones de picking y así agilizar la preparación de pedidos.

Otra de las tecnologías que menciona McKinsey que tendrán más éxito en los almacenes del futuro son los transportadores. Tanto en su versión para tarimas como para cajas, esta solución de transporte interno posibilita el traslado, acumulación y distribución de mercancía hacia las ubicaciones específicas que requiera la operativa del almacén. Además, los transportadores pueden usarse para agilizar el tránsito de stock desde las líneas de producción hasta la zona de almacenamiento, como es el caso de la instalación automática de Císter en Portugal, o el abastecimiento de materia prima a la zona de fabricación como ocurre, por ejemplo, en el centro de producción de Nestlé en Girona.

La automatización de almacenes también incluye otras tecnologías que pueden impactar significativamente en el rendimiento de la logística en los próximos años como son la fabricación 3D, los vehículos de guiado automático, el picking con gafas inteligentes o los robots pick&place, entre otros.

Por último, McKinsey también destaca los programas de gestión como pilares del nuevo paradigma logístico. Estas aplicaciones, como los softwares de gestión de almacenes, garantizan un control en tiempo real del inventario, así como la coordinación de todos los equipos robotizados y de los trabajadores que operan en la instalación.

Estos programas de gestión avanzados monitorizan el rendimiento del almacén. Un sistema de gestión de almacenes, como Easy WMS de Mecalux, dispone de funcionalidades para segmentar y estructurar todos los datos que se producen en el almacén con vistas a que el responsable logístico tome decisiones en base al rendimiento real de la instalación.

Las soluciones automatizadas de Mecalux garantizan una preparación de pedidos goods-to-person
Las soluciones automatizadas de Mecalux garantizan una preparación de pedidos goods-to-person

Cómo puede la automatización mejorar el rendimiento del almacén

El crecimiento de la automatización nace como respuesta a los nuevos desafíos logísticos, tales como la omnicanalidad, la última milla logística o la devolución gratuita de productos. Así lo refleja la consultora McKinsey en su artículo Automation has reached its tipping point for omnichannel warehouses: “Muchas de estas tecnologías ―por ejemplo, los vehículos de guiado automático o los robots móviles autónomos (AMR)― han demostrado su eficacia a escala para afrontar los retos de los almacenes tradicionales de comercio electrónico (escasez de mano de obra, crecimiento de la complejidad de las SKU o aumento de las expectativas de servicio)”.

Tecnologías como el internet de las cosas industrial, la inteligencia artificial o los gemelos digitales han permitido desarrollar soluciones de intralogística que maximizan el rendimiento de un almacén, incrementando los ciclos de trabajo y suprimiendo el riesgo de error.

Los sistemas de transporte y almacenamiento automatizados ―transportadores y transelevadores para cajas― facilitan una preparación de pedidos ‘goods-to-person, es decir, la mercancía llega hasta los puestos de picking. Este método promueve una operativa de preparación de pedidos más ágil, porque garantiza el abastecimiento continuo de mercancía hacia el lugar donde se hallan los pickers.

Las nuevas tecnologías también maximizan el rendimiento en la operativa de picking. En almacenes con una alta densidad de preparación de pedidos, las tareas de los operarios pueden complementarse con robots pick&place, máquinas encargadas de manipular o clasificar los productos cuando las tareas son repetitivas o suponen un esfuerzo excesivo para los trabajadores del almacén.

 

Las soluciones robotizadas parten de la implementación de un sistema de gestión de almacenes que sincronice todo lo que ocurre en la instalación para garantizar su eficiencia. Además de asegurar un control estricto sobre el stock y sobre todas las operativas de almacén, un programa como Easy WMS de Mecalux coordina el capital humano y las soluciones automatizadas para multiplicar el rendimiento de la instalación.

Tecnologías de automatización para un almacén eficiente

En un contexto logístico tan exigente, cada vez son más las empresas que adquieren soluciones que automatizan la gestión y manipulación de mercancía en su almacén. Los nuevos centros logísticos incorporan sistemas de almacenamiento y transporte interno basados en tecnologías como el machine learning o el internet de las cosas industrial.

La automatización de almacenes crea almacenes eficientes, que logran la máxima productividad en las operativas logísticas. Si quieres beneficiarte de una instalación automatizada y eficiente, no dudes en contactar con nosotros. Un consultor experto te ofrecerá la mejor solución de intralogística para tu almacén.