La digitalización será una de las tendencias logísticas del 2021

Tendencias y oportunidades logísticas para 2021

25 marzo 2021

¿Cuáles serán las tendencias en logística para 2021? El 2020 ha sido un año de tensión en el sector logístico debido al coronavirus. Por un lado, las empresas de bienes esenciales (mayoritariamente, alimentos y productos sanitarios y fármacos) han tenido que garantizar el suministro ininterrumpido de sus productos en una época de mayor demanda y restricciones de toda clase. Por el otro, se ha dado una explosión de la logística e-commerce porque, durante los meses de confinamiento, internet ha demostrado ser un canal de compra seguro y eficaz.

Todo esto ha contribuido a acelerar todavía más la transformación digital de la logística. Multitud de empresas recurren a la tecnología y a los almacenes automatizados con el objetivo de simplificar y optimizar sus operativas y, así, prestar un servicio más eficiente a los clientes.

Aunque la pandemia ha supuesto un cambio disruptivo desde un punto de vista económico y social, también la podríamos considerar como una oportunidad para que las empresas modernicen su logística. A continuación detallamos las principales tendencias logísticas que creemos que en este 2021 van a tener un papel importante.

El 5G y el internet de las cosas

El 5G no solo sirve para navegar con mayor rapidez desde nuestros smartphones, sino que también puede emplearse en un almacén con el fin de automatizarlo y dotarlo de inteligencia.
La principal ventaja del 5G es que admite la interconexión de un gran número de dispositivos a una velocidad de hasta 10 gigabits por segundo, además de una baja latencia, por lo que es ideal para la recogida y procesamiento de datos en lo que se conoce como el IIoT (internet de las cosas industrial) y su evolución, el AIoT (inteligencia artificial con IoT).

Big data y la importancia del análisis de datos

La automatización impera en multitud de instalaciones logísticas y, como resultado, los sensores están cada vez más presentes. Con estos dispositivos, las empresas detectan, analizan, miden, procesan y evalúan todo lo que ocurre en sus almacenes.

Inevitablemente, la logística se ve abocada hacia el big data, es decir, a la recopilación, procesamiento y análisis de una ingente cantidad de datos. De esta forma, se puede analizar el desempeño de las operativas, identificar puntos de mejora y adoptar medidas estratégicas que incrementen la productividad.

Para analizar todos los datos que se generan en un almacén y optimizar los procesos logísticos, es indispensable contar con un software específico. Mecalux, por ejemplo, dispone del Supply Chain Analytics Software, un sistema que convierte la gran cantidad de datos de un almacén en información útil como, por ejemplo, el ratio de pedidos preparados, las recepciones por hora o el porcentaje de ocupación de las ubicaciones, entre otros KPI logísticos.

Prioridad en la última milla

El 2020 ha sido un año de muchos cambios en el sector e-commerce: se han multiplicado los pedidos online y, a la vez, ha disminuido el tráfico urbano —debido a las reducciones de movilidad—, lo que ha contribuido a una mayor fluidez en la última milla.

Sin embargo, la progresiva recuperación de la normalidad ha puesto de manifiesto que la congestión del tráfico sigue siendo un problema muy serio (sobre todo en las ciudades). Por si fuera poco, cabe añadir la dificultad de limitar el contacto físico con el consumidor final para evitar contagios.

En 2021, las compañías tendrán que esforzarse en conseguir una última milla más rápida y flexible. Una solución cada vez más popular son los almacenes micro-fulfillment, es decir, instalaciones logísticas de pequeñas dimensiones ubicadas en zonas urbanas para acercar el producto al cliente.

En 2021, las compañías priorizarán las entregas rápidas y eficientes de los pedidos
En 2021, las compañías priorizarán las entregas rápidas y eficientes de los pedidos

Inteligencia artificial y ‘machine learning’

La inteligencia artificial y el machine learning se están haciendo un hueco en la logística. Gracias a estas dos tecnologías, las compañías son capaces de predecir el comportamiento del mercado y anticiparse a los cambios.

En 2021, estas dos tecnologías seguirán evolucionando y las empresas que las empleen marcarán la diferencia respecto a sus competidores. El motivo es que son especialmente útiles para predecir las tendencias de consumo, seleccionar las rutas de transporte y los desplazamientos más eficientes o tener un mayor control de los procesos con el fin de introducir mejoras.

Logística verde

La conciencia medioambiental está cada vez más extendida entre la población, de ahí que la logística ambiental o logística verde sea tendencia.

Las empresas se preocupan por reducir la contaminación del aire, suelo y agua provocada por sus actividades logísticas (el transporte en especial). ¿Qué medidas pueden tomar para respetar el medio ambiente? Emplear vehículos eléctricos, utilizar materias primas obtenidas bajo procesos sostenibles, utilizar empaques biodegradables, reutilizar materiales, fomentar el reciclaje o el ahorro energético.

Los almacenes automatizados pueden ser parte de una estrategia de logística verde. De hecho, es una de las soluciones más habituales para aquellas empresas que se planteen disminuir el consumo de energía y lograr un rendimiento elevado de su cadena de suministro.

El motivo es que los equipos de manutención automáticos (transelevadores, transportadores, etc.) contribuyen a optimizar el consumo energético, ya que están equipados con motores eléctricos altamente eficientes en relación a su potencia mecánica.

Para lograr una logística verde, también es necesario aprovechar todos los recursos disponibles. Los almacenes automáticos optimizan mucho mejor el espacio de construcción en comparación con los almacenes tradicionales y proporcionan una capacidad de almacenaje mucho mayor.

Un ejemplo práctico es el de La Piamontesa, una de las mayores empresas de alimentación en Argentina. Mecalux construyó para la compañía un almacén autoportante automático con el sistema Pallet Shuttle (en su modelo automático) atendido por transelevadores. El objetivo era doble: por un lado, obtener la mayor capacidad de almacenaje posible (se logró espacio para 2.415 tarimas) y, por el otro, disminuir el consumo energético para mantener la instalación a una temperatura controlada constante de entre 2 y 4 ºC.

Blockchain en la logística

El blockchain es una tecnología que incrementa la agilidad y la seguridad en el intercambio de información. En la logística, sirve para facilitar la comunicación entre los distintos agentes que conforman la cadena de suministro y, como resultado, eliminar los errores.
El blockchain es una de las tendencias de los últimos años y lo seguirá siendo en este 2021, porque la fiabilidad y la transparencia con los clientes es una de las prioridades de cualquier compañía.

Vehículos autónomos

Los vehículos autónomos, es decir, los sistemas de conducción automáticos que operan mediante inteligencia artificial, son una realidad. En los almacenes es habitual ver a vehículos de guiado automático (AGV) manipulando y trasladando la mercancía, así como cobots, asistiendo a los operarios en sus tareas. Sin embargo, las posibilidades son infinitas.

El futuro estará marcado por las mejoras en estos vehículos (más autonomía, agilidad, seguridad, agilidad, etc.) y por la llegada de los drones. Estos podrían convertirse en uno de los sistemas de transporte del futuro de los almacenes y la última milla, utilizados para entregar los pedidos a los clientes o inspeccionar y monitorizar el estado de las instalaciones logísticas (incluso podría hacerse el inventario anual con drones).

Los drones podrían llegar al almacén para ayudar a hacer el inventario con autonomía
Los drones podrían llegar al almacén para ayudar a hacer el inventario con autonomía

En 2021: salud y logística

Después de un 2020 plagado de cambios y dificultades con motivo de la pandemia por coronavirus, llega el 2021 cargado de nuevos retos y de esperanzas. La prioridad de este año será la salud de las personas y, al mismo tiempo, lograr una logística fluida, flexible y capaz de adaptarse a los cambios.

No cabe duda de que el futuro será tecnológico, con sistemas automáticos que garanticen la máxima productividad de los almacenes. Por ello, lo ideal es contar con el asesoramiento y el respaldo de una empresa con una larga trayectoria diseñando y poniendo en marcha almacenes automáticos como Mecalux. Contacta con nosotros para que analicemos las posibilidades de tu negocio y te informemos sobre cómo mejorar tu cadena de suministro y encarar nuevos objetivos para el año nuevo.